Location of Repository

Población y economía regional en España, 1960-1996

By José Ramón de Espínola

Abstract

La población no debe considerarse como una realidad exógena al funcionamiento de la economía, ya que siendo el principio y el fin del sistema económico tiene múltiples interacciones con éste. Por un lado, la población activa es el principio o motor de la economía, en la medida en que la actividad económica no podría realizarse sin el concurso del factor trabajo. Por otro lado, la satisfacción de las necesidades humanas, expresada por la demanda de bienes y servicios, es el fin de la economía. Así, tanto desde los puntos de vista de la demanda como de la producción, el capital humano tiene gran importancia para la dinámica económica (la cualificación de la mano de obra, los valores culturales, las ideologías dominantes, las costumbres y pautas de comportamiento, etc.). Por otra parte, la distribución por edades de la población (el grado de envejecimiento) tiene una clara influencia sobre la oferta de trabajo, las pautas de consumo y ahorro, los programas de gasto público (educación y formación profesional, pensiones, sanidad, etc.). El hecho de que el porcentaje de niños o mayores sobre el total sea alto o bajo no es indiferente para la composición y evolución del consumo privado (alimentos, vestido, ocio, educación, nuevas viviendas, etc.), del gasto público (pensiones, sanidad, educación, etc.), la oferta de trabajo (incorporaciones y retiradas del mercado de trabajo), el ahorro, etc.

OAI identifier:

Suggested articles

Preview


To submit an update or takedown request for this paper, please submit an Update/Correction/Removal Request.