De la precaución a la innovación responsible

Abstract

El principio de precauci\uf3n nace como consecuencia de la necesidad de proporcionar una amplia protecci\uf3n a la salud humana, animal y del medio ambiente. Si bien inicialmente pretend\ueda conectar riesgos reales y potenciales, cuando \u201cla ausencia absoluta de certeza cient\uedfica\u201d supone un \u201cpeligro de da\uf1o grave o irreversible\u201d, este principio fue evolucionado en forma gradual hacia un concepto m\ue1s complejo y estratificado. De hecho, pese a que su principal logro epistemol\uf3gico consisti\uf3 en desplazar el foco de la certeza a la incertidumbre en la visi\uf3n de la ciencia y el de una actitud legal neutral frente a la incertidumbre cient\uedfica hacia una tendencia a la seguridad, sus l\uedmites se demostraron en su implementaci\uf3n paternalista y discrecional y en el fracaso para describir la incertidumbre como esencial a la vida diaria de las sociedades tecnol\uf3gicas. Las relaciones entre ciencia, tecnolog\ueda y sociedad se acercan, cada vez m\ue1s, a una situaci\uf3n en donde lo incierto es una norma. La incertidumbre pasa a ser un t\ue9rmino general que refiere a una gran variedad de situaciones conectadas a las complejidades del conocimiento (Wynne et al. 2007; Stirling 2010): falta de datos, informaci\uf3n incompleta o en curso, ignorancia, ambig\ufcedades irresueltas, desarrollos y resultados inesperados y otras formas de imprevisibilidad. Al tratar con tecnolog\uedas emergentes (y re emergentes), las instituciones europeas han pasado por un prolongado proceso de aprendizaje sobre c\uf3mo y cu\ue1ndo regular, de manera de no responder demasiado temprano a la tecnolog\ueda, fracasar en abordar adecuadamente su naturaleza o actuar demasiado tarde perdiendo as\ued la oportunidad de intervenir (Von Schomberg y Davies 2010: 8). Durante este proceso hacia una mejor -o m\ue1s inteligente- regulaci\uf3n, la UE ha desarrollado un enfoque legislativo espec\uedfico que reconoce la inclusi\uf3n pol\uedtica de la ciencia (Shepherd 2000; Vos 2008) y la importancia epistemol\uf3gica y democr\ue1tica de la participaci\uf3n y del compromiso p\ufablico (Wynne et al. 2007). El \u2018enfoque europeo\u2019 se define como \u201cbasado en la tradici\uf3n de los derechos humanos y en especial en aquellos consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Uni\uf3n Europea y el Tratado de Lisboa: dignidad, libertad, igualdad, solidaridad, ciudadan\ueda, justicia y sustentabilidad\u201d (CEC 2012: 4), tambi\ue9n se propuso como un modelo global razonable para la gobernanza de las ciencias (CEC 2009, 2012). Ciertamente, en el texto legislativo de las diferentes tecnolog\uedas \u2013desde la biotecnolog\ueda a la nanotecnolog\ueda y la biolog\ueda sint\ue9tica- el concepto original de precauci\uf3n se vio enriquecido con nuevos elementos de reflexi\uf3n. Por un lado, la idea de un \u2018modelo de participaci\uf3n extendida\u2019 en las relaciones entre ciencia y sociedad, se presenta como un m\ue9todo general para reunir todo el conocimiento relevante mediante el compromiso de ciudadanos potencialmente interesados y para proporcionar la elaboraci\uf3n de pol\uedticas. Por el otro, la precauci\uf3n ha sido (re) incorporada en el principio de responsabilidad que debe comunicar la investigaci\uf3n y la innovaci\uf3n con las tecnolog\uedas emergentes. La precauci\uf3n ya no aplica como un derecho de veto perteneciente a las instituciones y asociaciones con pol\uedticas verticalistas. En su lugar, se concibe, cada vez m\ue1s, como una pr\ue1ctica social m\ue1s distributiva, que los investigadores, los Estados Miembros, y todos los interesados pueden y deben apoyar directamente como parte de su comportamiento responsable: un principio compartido por la ciencia sensata, las buenas pr\ue1cticas y la \ue9tica p\ufablica. Todos estos desarrollos referentes a innovaciones m\ue1s prudentes son en definitiva coherentes con las expectativas acordadas sobre la gobernanza global de la ciencia y la tecnolog\ueda (CEC 2009; Suresh 2011). A pesar de las pertinentes preocupaciones sobre la actual capacidad de innovaci\uf3n responsable para prevenir da\uf1os (Dupuy 2004, 2011), la idea de responsabilidad pr\ue1ctica colectiva como principio epistemol\uf3gico, moral y pol\uedtico puede promover una valiosa e innovadora cultura de compromiso social. Esta contribuci\uf3n explora los cambios en el significado y en el rol del principio de precauci\uf3n, destac\ue1ndolos como expresiones de coproducci\uf3n entre ciencia, democracia y derecho, concretamente en su influencia mutua en el establecimiento y la formulaci\uf3n de cada una (Jasanoff 2012)

Similar works

This paper was published in PubliCatt.

Having an issue?

Is data on this page outdated, violates copyrights or anything else? Report the problem now and we will take corresponding actions after reviewing your request.