Article thumbnail

Generación Z el fin del mundo tal y como lo conocemos

By M.V. (María Victoria) Toledo-Vita and D. (Dolores) López-Hernández

Abstract

El mundo está viviendo un cambio radical con la irrupción en la sociedad de la generación Z, los jóvenes nacidos entre los años 1994 y 2010. Es la primera generación que ha nacido, se ha educado y ha socializado desde el principio con libre y total acceso a internet, a la web y a todo el universo digital. Según los últimos estudios, son más de dos mil millones de jóvenes en el mundo y cerca de ocho millones en la Península Ibérica que con 23 años como máximo, están comenzando, poco a poco, a dar sus primeros pasos en el mundo empresarial y en el mercado laboral. Los modelos sociales, educativos, relacionales y laborales están siendo cuestionados y nos empujan como sociedad, al menos, a repensar, a replantear, reflexionar y reconsiderar las actuales dinámicas, las formas de hacer, las prácticas, las estructuras. Y para entender estos complicados tiempos debemos esforzarnos por mirar este nuevo escenario desde una perspectiva alternativa. Sólo les comprenderemos, asimilaremos el cambio y seremos actores protagónicos si les descubrimos más allá de la caricatura, sabiendo que estos jóvenes nos pueden sorprender, nos pueden impresionar y también nos pueden conmover. La óptica apreciativa es un camino ideal para entenderles mejor y valorar esta nueva forma de interactuar con el mundo. Son jóvenes irreverentes, viven en un cuestionamiento permanente. Viven en una dinámica de inmediatez, porque para ellos todo es rápido y absolutamente fugaz. Defienden la inclusión y son protagonistas de la economía colaborativa y de la diversidad. Han nacido y crecido en la incertidumbre del cambio permanente y vertiginoso donde nada es estable y casi todo cambia desde que nacieron en plena crisis global. Tenían seis meses cuando fue el atentado a las Torres Gemelas en Nueva York, trece años cuando explotó la crisis económica global y prácticamente crecieron con un presidente de Estados Unidos de origen afroamericano. Algo impensable para generaciones predecesoras como la de mis padres o la de mis abuelos. Pero el mundo no está aún adaptado para esa total digitalización, pese a que los pasos están muy orientados en esa dirección. Por eso tienen que renunciar a parte de su identidad para adaptarse a una realidad hecha. Son algo así como el homo digitalis, o la última especie en la teoría evolutiva. Pisan fuerte, cada vez más, no cabe duda, y van dejando huellas muy interesantes y sugerentes. Reclaman su lugar en el mundo, y revolucionan el presente y también marcarán el futuro. Es una generación que está en permanente evolución (o revolución). Es una generación movilizada que quiere cambiar el mundo. Aspiran ser verdaderos agentes de cambio. ¿Qué les mueve? ¿Cuáles son sus principales intereses? ¿Cómo ven su futuro y qué competencias y cualidades han desarrollado? ¿De qué manera se comunican con su entorno próximo y con cibermundo? ¿Cuáles son sus luchas y qué valores defienden? ¿Por qué esta última letra del abecedario no se puede comparar con otras generaciones? ¿Estamos preparados para esta auténtica metamorfosis

Topics: Jóvenes, Generación Z, Cambio social
Year: 2020
OAI identifier: oai:dadun.unav.edu:10171/59091

Suggested articles


To submit an update or takedown request for this paper, please submit an Update/Correction/Removal Request.