Article thumbnail

Diferencias según origen en nuevos diagnóticos de VIH. Estudio EPIVIH

By C Garriga, A Diaz, M Vall, I Alastrué, JM Ureña, J Trullén, J del Romero, I Pueyo, J Andonegui, ML Junquera, MC Landa, ME Lezaun, MC Cámara, J Belda, FJ Bru, T Pelayo, JA Varela, JR Ordoñana, MA Azpiri, J Balaguer and M Diez

Abstract

ANTECEDENTES Y OBJETIVOS El EPI-VIH es un estudio centrado en la vigilancia centinela de la infección por VIH mediante la monitorización de la prevalencia de VIH en personas que se realizan voluntariamente la prueba en centros de diagnóstico de ITS y/o VIH. A partir del año 2003 se recoge información detallada sobre los pacientes recién diagnosticados de infección por el VIH en los centros participantes. El objetivo de este estudio es describir las características epidemiológicas y clínicas de los nuevos diagnósticos de VIH según el lugar de origen en una red de centros específicos. MÉTODOS Estudio descriptivo de los nuevos diagnósticos de VIH en 19 centros situados en 11 Comunidades Autónomas. El periodo de estudio abarca desde el 2003 al 2006. Se recogieron variables sociodemográficas y clínicas mediante un cuestionario estandarizado y anónimo. Para evaluar la asociación entre variables cualitativas se utilizó la prueba de chi-cuadrado. RESULTADOS En el periodo de estudio se diagnosticaron 1.595 nuevos casos de VIH, siendo en su mayoría hombres (80,4%), con una edad media de 32,5 años (DE: 7,9) y el 64,3% tenían estudios secundarios o superiores. 681 casos (42,7%) procedían de otros países, principalmente de Latinoamérica (422 casos, 62%) y África Sub-sahariana (122, 18%). Comparando ambos grupos, se encontró que la proporción de mujeres entre los extranjeros fue mayor (23,1% frente a 9,3%) mientras que la edad media al diagnóstico fue inferior (31 años (DE:7,3) frente a 34 (DE:8,1)). (Tabla 1). Tanto entre los casos extranjeros como en los españoles el mecanismo de transmisión más frecuente fueron las relaciones sexuales entre hombres; sin embargo, mientras que el uso de drogas intravenosas fue superior en los españoles (7,3% frente a 4,1%), las relaciones heterosexuales fueron mayores en los extranjeros (32,9% frente al 16,1%) (Figura 1). El 61% de los extranjeros tenían una prueba del VIH anterior negativa, menos que los españoles (66,2%). No se encontraron diferencias significativas en la cifra de CD4 al diagnóstico. En los casos en los que la transmisión se atribuye a relaciones sexuales, el 30,8% de los extranjeros presentaron una ITS concurrente al diagnóstico de VIH frente al 25,8% en españoles. Se detectaron diferencias en el perfil de riesgo en el grupo de pacientes cuya transmisión fue sexual: los contactos con parejas ocasionales fueron superiores entre los españoles (70,9% frente al 59,0%) y el ejercicio de prostitución en los extranjeros (3,3 % frente al 26,3%) (Figura 2). CONCLUSIONES Los nuevos diagnósticos de VIH en personas de otros países son más jóvenes y la proporción de mujeres es superior que en los españoles. El mecanismo de transmisión más común en ambos fueron las relaciones sexuales, pero hay que señalar la elevada proporción de nuevos diagnósticos debidas a relaciones heterosexuales dentro de los extranjeros. En este grupo destaca la prostitución como situación de riesgo en los casos atribuidos a transmisión sexual al comparar con los españoles

Topics: SBTMR
Year: 2008
OAI identifier:
Sorry, our data provider has not provided any external links therefore we are unable to provide a link to the full text.

To submit an update or takedown request for this paper, please submit an Update/Correction/Removal Request.

Suggested articles