Article thumbnail

Células enteroargentafines. Sus modificaciones en diversos estados patológicos y experimentales

By Modesto Bullón Ramírez

Abstract

CONCLUSIONES 1. Utilizando los métodos de MASSON y de GROS se ha precedido a comprobar la presencia de células enteroargentafines en el tracto digestivo y órganos genitourinarios de distintas especies de vertebrados y del hombre. 2. Se ha comprobado una vez más la presencia de estas células en los distintos géneros de vertebrados, reptiles, aves y mamíferos. 3. Dentro del tracto digestivo, estamos conformes con todos los autores que se han ocupado de esta cuestión, en que ordinariamente el número mayor de elementos enteroargentafines se encuentran a nivel del duodeno desde donde disminuyen hacia ambos extremos del tubo digestivo. 4. Se comprueba también una vez más que el método de GROS suministra preparaciones con mayor número de elementos apetentes por la plata que el método de MASSON, sin duda alguna porque aquel es capaz de teñir simultáneamente elementos argirófilos y argentafines. 5. Estamos conformes con GRASSO en que en el epitelio que tapiza los alveolos de la glándula prostática existen elementos que se tiñen por el método de GROS y que por tanto deben ser considerados como argirófilos y pertenecientes al sistema enteroargentafín. 6. Tanto los elementos de la próstata como del epitelio vesical se caracterizan por su gran polimorfismo debido a que de su citoplasma irradian grandes prolongaciones con aspecto de clava o maza. 7. El suministro de triptófano, sustancia a partir de la cual se considera hoy día que se elabora la serotonina, no parece influir de una manera definitiva sobre el número de estos elementos. 8. No obstante los dicho en la conclusión anterior hemos observado que el suministro de triptófano si produce aumento del número de células enteroargentafines en el intestino grueso tanto en cobayas como en perros. 9. La sección de 1 vagos en los perros determina modificaciones en el tamaño y número de los gránulos de las células enteroargentafines que por esto reducen con mayor intensidad la plata. 10. En el tejido propiamente tumoral tanto de neoplasias malignas como benignas faltan en absoluto las células enteroargentafines. 11. En la vecindad de las neoplasias malignas, cáncer de estómago, hemos notado una irregular distribución de estos elementos. 12. De todos los procesos patológicos estudiados, el megacolon agangliónico es el que determina un mayor aumento de células enteroargentafines. 13. En los esbozos de tubo digestivo encontrado en un teratoma de testículo, hemos podido demostrar por primera vez la presencia de células enteroargentafines. 14. Esta última conclusión hace posible llegar a predecir que de la misma forma que se han descrito carcinoides en teratomas ováricos se podrá demostrar algún día que estos tumores pueden asentar también sobre un teratoma de testículo

Year: 1964
OAI identifier: oai:idus.us.es:11441/80601
Download PDF:
Sorry, we are unable to provide the full text but you may find it at the following location(s):
  • https://idus.us.es/handle//114... (external link)
  • Suggested articles


    To submit an update or takedown request for this paper, please submit an Update/Correction/Removal Request.