Article thumbnail

DETERMINISMO Y LIBRE ALBEDRIO EN LA EXPLICACION SOCIOLOGICA: DURKHEIM, SCHUTZ Y LUHMNN

By JORGE GIBERT GALASSI

Abstract

Quizás un trabajo como éste sea una anomalía. No presenta argumentaciones desde los referentes de moda (aunque pretende generar adeptos). Por el contrario, se apoya en una filosofia, por el momento, impopular y estigmatizada: el realismo crítico. De algún modo, esta tesis es el desarrollo de viejas y nuevas ideas en torno al estatuto científico de la sociología. En particular, es una venganza cordial contra quienes se animaron a hacerme creer que la investigación social no es un asunto de "verdades" (aunque sean parciales y aproximadas) sino de "opiniones" o "perspectivas". También es un ajuste de cuentas con la tradición filosófica exegética, basada en reflexiones agorafóhicas de filósofos de la ciencia que jamás debatieron sus ideas, nunca diseñaron un experimento y, por el contrario, mostraron un desprecio "paradigmático" por la recolecta de datos y la elaboración teórica basada en la evidencia lógica y empírica. Para ellos, quienes siguen confundiendo a muchas generaciones de estudiantes, una fraternal convocatoria a hacer penitencia. Sinceramente creo, y espero no estar solo en esto, que la crisis de la epistemología social contemporánea consiste en que es una filosofia de las ciencias sociales sin Objeto ni Sujeto: ha sido una actividad focalizada en reflexiones, en vez de centrarse en "investigaciones"; y, además, orientada a filósofos, en vez de estar dirigida a la comunidad de "investigadores" de las ciencias sociales. Esta crisis ha sido denominada "crisis de la epistemología convencional", lo que es un error, puesto que la crisis estriba en que las "nuevas" soluciones a los viejos problemas de la epistemología social son cada vez más idealistas y esotéricas - y, en consecuencia, peores, que las que pretenden reemplazar -. La crisis de la epistemología de las ciencias sociales no es una crisis conceptual. Abundan las metateorías e, infortunadamente, también existe una amplia oferta de modas conceptuales y charlatanerías sofisticadas. El problema tampoco es de perspectivas "caducas". Una analogía aclara este punto: la mecánica clásica aún se cultiva (i y sigue acumulando conocimientos!), en amable paralelo con la mecánica cuántica y las demás áreas "de punta" de la física moderna. La crisis de la epistemología de las ciencias sociales es, del mismo modo, más bien una crisis de producto y una crisis de aplicación. De alguna manera, es hermana de la crisis de las ciencias sociales, a mi juicio, caracterizada por ser al mismo tiempo una crisis de pericia (debido a nuestra obsesión por ser especialistas en generalidades), una crisis de utilidad (como consecuencia de lo anterior: no existen problemas prácticos generales a resolver) y una crisis de lenguaje (producto de la injustificada preferencia por el lenguaje extravagante en vez del lenguaje riguroso); todo lo anterior exacerbado, a su vez, por la escasez de fondos de investigación y una estructura universitaria feudal. Mi planteamiento es simple: el producto de los epistemólogos profesionales de las ciencias sociales debe apoyar la actividad intelectual de los investigadores de las ciencias sociales, es decir, debe ser una reflexión filosófica sobre las investigaciones hechas o en curso y compatibles con ellas: debe ser una reflexión conocedora del "Estado del arte" en las respectivas disciplinas o áreas y "en" los términos de éstas; es decir, una reflexión configurada en cuanto al conocimiento disponible y a los lenguajes particulares. Además, debe estar enriquecida con la imaginación del epistemólogo profesional de las ciencias sociales, atributo que emerge, es de suponer, de sus experiencias intelectuales con el dossier de problemas y soluciones - desde una perspectiva histórica y conceptual -, de la filosofia de las ciencias en general. Pero también existe otro camino, que consiste en seguir siendo prestidigitadores científicos: filósofos o "teóricos" que no dominan ninguna disciplina e incluso ningún problema formal ni fáctico; o investigadores que se plantean pseudoproblemas epistemológicos (que con todo, apuntan algo más al desarrollo de las ciencias que los aportes de los primeros). En resumen, queda un largo camino por recorrer. Lástima que halla que transitarlo despacio, verificando las etapas anteriores y elaborando textos "depassé". Es la única forma de extirpar la comodidad reinante debido a las filosofias de las ciencias "de moda", que aún mantienen en dulce somnolencia a muchas generaciones de filósofos y cientistas sociales en Latinoamérica.261 p

Topics: HUMANIDADES, FILOSOFIA
Year: 2003
OAI identifier: oai:dspace2.conicyt.cl:10533/15122
Download PDF:
Sorry, we are unable to provide the full text but you may find it at the following location(s):
  • http://creativecommons.org/lic... (external link)
  • http://hdl.handle.net/10533/15... (external link)
  • Suggested articles


    To submit an update or takedown request for this paper, please submit an Update/Correction/Removal Request.